Rajoy es recibido en Berlín

Lamareenoire / Iniciativa Debate

Yo a Mariano Rajoy le reconozco muy pocas cosas, apenas la existencia, e incluso eso se me antoja dudoso desde el pasado sábado, día en que descubrí estupefacta que podría incluso tratarse de un poltergeist (1). Pero hoy le voy a reconocer algo aunque no suene demasiado delicado: ¡tiene un par de cojones! Y vaya si los tiene.

Bajo el cielo amenazador de un Berlín oscuro e invernal llegó el lunes el señor presidente del Gobierno a su cita con Angela Merkel, ataviados ambos dignatarios con unos sobrios abrigos negros del todo ideales para este tipo de acontecimientos funerarios. La lluvia, en Alemania siempre a sueldo de la contrarrevolución, no pudo evitar que unos 350 indignad@s (2) se reunieran a las puertas del Kanzleramt alemán para recibirlo. Aunque algunas pancartas fueran censuradas y los manifestantes tuvieran que jugar a eso del “si pones un pie fuera de la acera, te lo corto”, es de agradecer que la policía alemana no interrumpiera la fantástica interpretación del famoso tema Speak softly love (3) para trompeta, que sonaría mientras Mariano y Angela se apresuraban por la alfombra roja como estrellas en busca de un agujero negro en el que perderse.

Y Eran las cuatro en punto de la tarde, que diría el poeta. La sala de prensa estaba por los topes, y doy por hecho que a partir de ahora los periodistas españoles verán aumentadas sus dietas, visto que van a tener que trasladarse al extranjero si pretenden hacerle alguna pregunta a su excelencia. Yo sé que no es cuestión de risas y que estamos ante un caso muy serio de defecación democrática, pero confieso que no paré de reír. A mí todo ese discurso sobre las vacaciones de los alemanes en nuestro país y lo orgullosos que deberíamos estar todos por ello me pareció alucinante. Se me pasó por la mente que a Rajoy le hubieran dado algún ansiolítico para enfrentarse a la rueda de prensa y que a alguien se le hubiera ido la mano. Aquello no era normal. La velocidad con la que hablaba, la desconexión entre frase y frase, la utilización de términos coloquiales, la introducción de opiniones puramente subjetivas y personales en una comparecencia institucional,… una torpeza que acabaría en absoluta incompetencia con la ya tan repetida frase: “Todo es falso salvo algunas cosas…”

Valga en defensa del presidente que Angela Merkel no estuvo mucho mejor. Me decepcionó en cierta manera. Supongo que a algunos mejor informados que yo les sorprenderá si reconozco que me la imaginaba un poco más espabilada; será porque, a pesar de vivir en Alemania, nunca le he prestado demasiada atención y al oírla el lunes pensé que tampoco aquí las tienen todas consigo. Aplaudo, por cierto, la pregunta del corresponsal de El País, Carlos E. Cué, que logró inquietar a la siempre impasible cancillera al recordarle el escándalo de financiación ilegal que afectara a la CDU de Helmut Kohl, su mentor, en 1999, y que le sirviera de trampolín político.

Tras 20 minutos de tensión, por fin se acabaron las preguntas y Rajoy intentó la escapada, no sabemos si en dirección a los lavabos, pero Merkel lo cazó al vuelo y le recordó que de ahí no salía nadie sin hacerse las fotos de rigor. Dicen las malas lenguas que se oyó a Merkel diciéndole: Mariano, espera un poco… Muchos y muy grandes deben ser los intereses alemanes en España para que la Canciller decida seguirle el rollo públicamente a un cadáver político de este calibre…

(1) Del alemán poltern (hacer ruido) y Geist (espíritu).

(2) Cifra aportada por propio 15MBerlín.

(3) Banda sonora de la película El Padrino.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: